lunes, febrero 06, 2006

Pues sí, es evidente. En otra época era más disimulable, pero ahora ya está sobre la mesa... a pesar de que nadie se atreva a escribirlo en los medios de comunicación. Y muchos no querrán verlo, y sacarán a relucir las estadísticas, sin contar los minutos de juego en un equipo como el Real Madrid... Pero tales pruebas ya no se pueden contestar. Raúl González Blanco sobra en el Madrid, y por supuesto, también en la selección... Sin él el equipo ha ganado siete partidos. La bendición de López Caro y el suplicio de buenos profesionales como Luxemburgo... o peor, como Michael Owen ha sido importante por la única culpa del 'niñato', pero ahora ya... es innegable. Su ausencia ha sido lo mejor que le ha pasado al Real Madrid, pero el enquistamiento es aún grande y difícil de superar, y Luis se lo llevará a Alemania, dejando a ¿Villa? ¿Torres? ¿Morientes? en el banco... En fin, así nos ha lucido el pelo siempre, y lo seguirá haciendo... Sí, Raúl lucha y corre, pero para eso podemos llevar al mundial al Cabo Pérez, ese de la barba negra y frondosa y calvo que toca la corneta en la legión con la camisa remangada y las venas del cuello hinchadas "¡Vivaspaña!", que además de luchar, si un árbitro egipcio nos roba el honor le suelta una galleta con media España apoyándole. Vale.

No hay comentarios: