lunes, febrero 18, 2002

Madrid, 9:30 a.m., Juan Bravo. Sí, era él. Uno de nuestros más ilustres moustros, el señor Sito G. Busto. Prisa por ambas partes, para variar llegábamos tarde los dos. Al menos, está bien.

El botellón. En este país somos gilipollas. A ver, ¿desde cuándo conocéis el botellón?, porque parece que es algo de hace tres días. Como no sabemos de qué hablar, hablamos del último descubrimiento de la prensa, los políticos etc. Un día nos dicen que se descubrió la rueda y nos dejan acojonaos.

No hay comentarios: