viernes, enero 25, 2002

Decía un amigo mío que "siempre hubo clases y clases" y qué razón tenía. El Barcelona no quiere renovar a Abelardo porque está lesionado. El Real, en muestra de su señorío y categoría, renovó a Álvaro cada vez que venció el contrato, aún siguiendo lesionado. Sin comentarios, sin comparaciones... Cada uno que saque sus conclusiones, pero en estos pequeños detalles se demuestra quién es el mejor del mundo.

No hay comentarios: